martes, 30 de junio de 2009

HOY COCINO YO

Hoy vamos a poner la receta del plato más exquisito que jamás el ser humano haya preparado:

HUEVOS FRITOS CON PAPAS
Ingredientes obligatorios
(Cantidades per cápita)
- 2 huevos
- 1/2 kg de papas
- 1 bollo de pan
Ingredientes opcionales
- 1/2 cabeza de ajos
- 100 gr de bacon / jamón serrano
Preparación:
Pelamos las papas y las cortamos en forma de bastón. Las lavamos bien. Escurrimos y salamos. Si las freímos en la freidora, a 170º van perfectas: tienen que quedar tiernas por dentro y crujientes por fuera. Se recomienda dejarlas reposar unos minutos antes de servir, tapadas con una servilleta.
Para los huevos, lo primero que hay que tener en cuenta es que, como dice mi amigo Carlitos, "la unidad del huevo es el dos". Desconfiad siempre de alguien que se come sólo un huevo frito: seguro que esconde algo y no es buena persona.
A la hora de freirlos, las posbibilidades son infinitas y dependen de los gustos de cada uno: yo los prefiero con el aceite bien fuerte, pero sin que lleguen a salirles demasiados volantes. Eso sí, la yema nunca debe cuajarse, ya que quitaría el placer extremo de mojar pan, lo cual sería catastrófico.
Presentación:
Se sirven los DOS huevos acompañados de sus papas y con su bollo de pan al laíto.
Variantes:
Los puristas dicen que es un pecado capital el cambiar una sola coma de lo indicado anteriormente, pero somos muchos en las nuevas generaciones los que apostamos por enriquecer esta receta básica con algunos toques personales:
- Cortar unas lonchas de jamón y cubrir con ellas el plato.
- Pasar un poco de bacon por la plancha y ponerlo de acompañamiento.
- Freir unos ajitos a fuego lento para que sirvan de suave lecho a los DOS huevos.
Ingesta:
Hay miles de formas de trasegarse dos huevos fritos con papas, pero se ha demostrado científicamente que cada ser humano tiene su forma metódica de comérselos y siempre lo hará de la misma manera. Yo voy a explicar la mía:
Comenzamos mojando un poco de pan en la yema (primero una y luego otra) para desvirgarlas. Es indispensable realizar esta operación cogiendo el pan con la mano, aunque estéis en un restaurante pijo: si algún día veis a alguien pinchar el pan en un tenedor para proceder al mojado en yema, tenéis derecho a darle una yoya (flojita, no hay que pasarse).
Aluego procedemos a repetir la operación, pero esta vez usando papas fritas como elemento mojador. Continuamos con este proceso hasta que empiecen a secarse las yemas, momento en el que retomaremos el pan, para un mejor aprovechamiento de las mismas.
Una vez que estén casi al borde de la aridez, aplastamos con un trozo de pan lo que quede de las yemas, junto con las claras y revoleamos todo con las papas sobrantes, hasta conseguir un plato de papas fritas salpicadas de restos de huevos fritos.
Para finalizar, vamos comiendo estas papas pausadamente (también se ha demostrado científicamente que la velocidad de ingesta disminuye progresivamente a medida que se vacía el plato, dado el terror que le entra al consumidor al saber que el placer se acerca a su fin).
Como colofón, una vez que el plato está vacío, procederemos a su limpiado, mediante el sencillo proceso de coger el último trocito de pan que habías guardado a propósito, para rebañar los restos en un movimiento de muñeca tipo media verónica. Esto debe repetirse hasta que la vajilla reluzca como recién salida del lavavajillas.
Pero, insisto, salvo las directrices básicas e inamovibles indicadas, el resto es algo muy personal y hay que respetarlo: recordad que cualquier variante siempre deleita sobremanera. Por eso, el sabio Arguiñano dijo una vez una frase que suscribo 100%: "los huevos fritos son San Dios"

6 comentarios:

lu dijo...

Pues tengo que decirte que esas papas están muy mal fritas, que lo del bacon es una cerdada y que la foto es horrorosa y nada apetecible, parece sacada de una carta cutre de platos combinados.

Vayan a luluonthebridge, allí encontrarán recetas y fotos de calidad!!!!

Chopstick girl dijo...

¡Cómo me gusta tu blog! lo que me puedo reir!!!
Te voy a poner un enlace en el mío, porque tanto arte hay que compartirlo
alamagnac.blogspot.com
(soy Marta, la mujer de Pablo, el primo de Alfonso... me ubicas??)

Nono dijo...

Yo le pondría un par de chorizos y remato mi Colesteró

Te has salido con el texto recetario Sr Colomer, bravo!!

Merry dijo...

Voy a por una rodajita piña...

Koloke dijo...

Por partes:

Lu, mi blog se dedica al feísmo, a la estupidez y a los sinsentidos. Todo esto lo cumple a la perfección una entrada de 50 líneas sobre los huevos fritos... ¿Qué coño importa la foto?
Para tomarse en serio a uno mismo, sí, tu blog muy recomendable, aunque sea aburridillo.
Respecto al bacon, es cuestión de gustos: a los cerditos nos encanta.

Chopstick girl, sí que te ubico: lo que no sabía es que tanta gente se molestaba en pasar por esta página tan absurda que tengo. Gracias por incluirme en tu blog. Por cierto, impresionante la figurita de Maikel con un mono, tipo lladró dorado, que has puesto en el blog. Da escalofríos: la quiero por mi cumple!!!

Nono, el chorizo es siempre bien acogido por la familia huevil. Son viejos amigos.

Merry ¿has probado a poner la rodaja de piña sobre dos huevos con papas?

Inma dijo...

Ay, qué buenos, qué buenos...