domingo, 17 de junio de 2012

POLACA

La semana pasada anduvimos por tierras polacas y, como es costumbre, os dejo una entrada en la que os cuento un poquito la visita. Y, como es costumbre, no me explayaré mucho, ya que soy muy vago y, además, hay mucho porno que ver en internet para estar perdiendo el tiempo con tonterías.

VARSOVIA (WARSZAWA)














La capital de Polonia, tras el alzamiento contra los nazis en 1943, fue completamente destruida como represalia (demolieron el 85% de los edificios). Posteriormente, basándose en fotos y en cuadros (muchos de ellos de Canaletto), el centro histórico fue reconstruido, edificio por edificio. Y tan bien lo hicieron que en 1980 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.














Hoy día la ciudad es un contraste entre este centro histórico y los conglemerados de edificios soviéticos que te encuentras en algunos barrios. Lo mejor para visitar el centro es empezar por la calle Nowy Swiat y dirigirte hacia el Castillo Real. Una vez allí, te pierdes por las calles de la Ciudad Vieja (Stare Miasto) y la Ciudad Nueva (Nowe Miasto), haciendo paradas técnicas en alguna de sus terrazas (siempre que sea verano, claro) para degustar las birras locales (Tiskie y Zywiec son las más populares).

Os dejo unas fotillos que muestran los encantos de Varsovia:


PRAGA














Praga es el barrio de Varsovia que se encuentra al otro lado del Vístula. Es bastante más decadente que el centro, pero tiene el encanto de conservar muchos edificios anteriores a la IIGM (de hecho, en algunos se aprecian aún marcas de metralla). Además, tiene mucho ambiente nocturno, con cantidad de bares y garitos.
Aquí puedes ver algo más de Praga:



CRACOVIA (KRAKÓV)















La ciudad más turística del país, a unas 3 horas en tren de la capital, es visita obligada si pasas por Polonia. Su centro histórico (también patrimonio de la humanidad) es de los más bonitos de Europa y es un gustazo pasearse por allí.

Puedes visitar el centro andando, así que te recomendaría entrar por la Puerta de San Florián y seguir por la C/ Florianska, hasta la Plaza del Mercado, centro neurálgico de la ciudad. Date una vuelta por la plaza, que lo vas a flipar con sus palacios e iglesias (imprescindible visitar por dentro la Basílica de Santa María).




















Desde allí, date un paseo hasta el Castillo Real de Wawel. Ojo, la cola para sacar entradas es para visitar las habitaciones del castillo; yo te recomendaría que pases de verlas y te limites a una güeltesita por el complejo del Castillo y la Catedral que, además, es gratis.

Fotillos del centro de Cracovia:

BARRIO JUDÍO

























Desde el Castillo de Wawel, puedes seguir por la C/ Stradomska, hasta llegar al barrio judío de Kazimierz. Tiene mucho encanto, con sus callejuelas estrechas y sus sinagogas. No te pierdas el cementerio viejo.

Unas fotillos del barrio: 


AUSCHWITZ














A una hora de Cracovia se encuentra el que fue el mayor campo de exterminio nazi. No es una visita agradable, desde luego, pero hay que ir. Lo que te vas a encontrar es el relato de cómo unos animales pusieron en marcha una maquinaria diseñada específicamente para matar gente y cómo, en menos de tres años, logró asesinar a un millón y medio de personas (sí, 1.500.000).

La visita con guía es obligatoria (dura dos horas) a no ser que vayas antes de las 10:00 o después de las 15:00.


VIVIENDO POLONIA

Bueno, dejemos los aspectos desagradables y centrémonos en uno de los encantos del país: comer y beber.







 






Ya os he mencionado las dos marcas más conocidas de cerveza: las puedes pedir grandes (50 cl.) o pequeñas (33 cl.) pero, ojo, que en algunos sitios la grande es de litro. Las marcas polacas están muy ricas y, además, puedes encontrar cervezas especiales, aromatizadas con miel, cerezas y cosas así.

La cocina polaca es muy, muy rica (absténganse esos extraños seres humanos que se hacen llamar vegetarianos). Y las raciones son muy, muy grandes, así que prepárate para volver con un par de kilos extra (y no de equipaje). Algunas especialidades:

Pierogi: son unas empanadillas rellenas (las más típicas son de carne y setas) que se cuecen y luego se pasan por la plancha (a veces son sólo cocidas y están más ricas). 

Pierogi














Golonka: codillo de cerdo asado. Espectacular.

Pato (Kaczka): el pato asado es muy típico y lo preparan de puta madre. Exquisito.

Al rico pato















Placki Grzybki: es una especie de torta de patatas, cubierta de una salsa especial (hay varios tipos) que quita to el sentío.

Placki Grzybknda














Tartar: de salmón o de buey, en casi todos los restaurantes los preparan muy bien.

Os recomiendo un par de restaurantes, de lo mejorcito que hemos probado, ambos de cocina polaca. Y, aún siendo de lo mejorcito, pagarás entre 15 y 20 euros per cápita. Ole.

En Varsovia:
U Kuchardzy (este es el nombre)
Ulica Ossolińskich, 7(esta es la dirección)

Preparando el tartar en U Kuchardzy:


En Cracovia:
Miod Malina 
Ulica Grodzka, 40

Una buena alternativa para Varsovia, si hace buen tiempo, es ir al parque Pole Mokotowskie, muy bucólico y con un restaurante tipo barbacoa llamado Lolek donde te jincarás unas salchichas de categoría.

Salchichas del Lolek














Después de cenar, vete de marcha, que hay un montón de bares que merecen la pena. En Cracovia están casi todos concentrados en la calle Slawkowska y alrededores. En Varsovia puedes elegir entre salir por el centro o por Praga (se me olvidaba, si eres de los de Bisbal y tal, vete un poco al carajo y no sigas leyendo, que esto no te interesa). Algunas recomendaciones: 

En Varsovia:
Plan B
Plac Zbawiciela

En Praga:
Vete a una placita en Listopada, 11. Allí te encontrarás con varios antros, como el Hydrozagadka, el Saturator y en el Sklep Butelek. No pudimos ir al Sen Pszczoły (El sueño de la abeja), en la calle Inżynierska, 3, pero nos lo recomendaron como uno de los más chulos y así os lo transmito.
Otro muy bueno es el W oparach absurdu (Zabkowska, 6), con una decoración sacada de las casas de 16 abuelas; además te puedes pedir unos riquísimos Pierogui para reponer fuerzas.

W oparach absurd














CONSEJOS PRÁCTICOS

Polonia es un país perfectamente adaptado al creciente turismo, así que no te vas a encontrar muchas dificultades. Además, los polacos son muy buena gente, por lo que estate tranquilo que te lo vas a pasar muy bien.
 
A Varsovia se vuela desde Madrid en LOT Airlines. Una vez allí, para ir a Cracovia lo mejor es el tren, que tarda menos de 3 horas (las carreteras están una mijita regular, así que mejor el tren). Para visitar Auschwitz, pregunta en tu hotel, que casi todos tienen excursiones organizadas.

La moneda es el Zloty (1 € = 4,5 Zl. aproximadamente). Con ese cambio, los precios son muy bajos para nosotros, otro aliciente. 

Para moverte por Cracovia, andando lo ves todo. En Varsovia, lo más recomendable si sales del centro es el taxi, que sale muy barato. 

En la mayoría de bares y restaurantes hablan inglés, no así los taxistas. El idioma polaco, como lengua eslava que es, para nosotros es muy complejo y absolutamente impronunciable; es recomendable llevar escritas las direcciones y nombres de los sitios donde queremos ir, por si hay que enseñárselos a un taxista. 

Una obviedad: en verano se está muy bien, pero en invierno las temperaturas bajan hasta -25º, así que llévate una rebequita.

En fin, que si no conoces Polonia, ya estás tardando en buscar vuelo, porque una semanita por allí te deja de buen rollo durante un par de meses.

ROGELIO Y SILENT WILK

El Roge solo, que la Wilk no quiere salir en las afotos



















No puedo terminar esta entrada sin agradecer de forma sobrehumana al Roge y a Silent Wilk, que nos acogieron en su casa, fueron nuestros guías, nos dieron de comé y de bebé y hasta nos hicieron de taxistas. Sin votros dos este viaje no hubiera (o hubiese) sido ni la mitad de la mitad de lo bueno que fue. A vuestros pieses.

Y, de postre, un chiste malo: 
-¿Sabes qué usan las mujeres de Polonia para peinarse?
- Po laca


5 comentarios:

Nono dijo...

Tío, hay que ver cómo os lo montáis. Un viaje diferente... El miércoles cuando nos veamos me cuentas con más calma tus porreores y pormenores.

Abrazos

megamelomanos.com dijo...

Tronck, no se pueden ver las fotillos, me sale el cuadrado en blanco. Dicho esto, muy interesante. Polonia es el único país del Este que me gustaría conocer. Eso sí, lo de Auschwitz me parece muy macabro, es como ir a visitar Chernobil.

LoRbAdA dijo...

Tengo varios amigos que han estado y hablaban maravillas. Pero nada comparable al estupendo desglose que nos has hecho. Miedo da lo de los nazis pero es parte de nuestra historia más reciente y supongo que poca gente no lo visitará.

Un saludo.

Koloke dijo...

Nono, pos eso, el miércoles te cuento.

Aitor, ni puta idea de por qué no ves las fotos (es una presentación de Picassa) ¿a alguien más le ocurre?
Respecto a Auschwitz, es bastante chungo, la verdad: que sí, que es historia y que hay que verlo, pero, a toro pasado, casi, casi que recomendaría elegir mejor una terracita, unas birras y ver pasar a las babys polacas, que son alucinantes.

Lorbada, pa eso estamos: tú nos recomiendas y haces la crónica (excelentemente) de conciertos y yo pongo tetas y viajes.

Víctor Hugo dijo...

¡Qué bien se come por ahí arriba!