miércoles, 4 de julio de 2007

LECCIÓN DE MARKETING III

El Cartel (II)

Volvemos a hablar de ese importante soporte publicitario que es el cartel.










Bien usado, como es el caso, el resultado puede ser excelente.

6 comentarios:

lu dijo...

Este año un 10 a los caracoles de El Remesal, sí señor. Pidan, pidan, que estamos en el momento óptimo de la temporada caracolera y ésta dura muy poco. Me gustaría que la gente fuera proponiendo buenos sitios de caracoles, para seguir con mi estudio de mercado (y no vale nombrar a los clásicos de toda la vida: coli, cateto, pumarejo, diego, etc.)

la koloka dijo...

Yo quiero caracoles!!!!! y en esta ciudad pestosa eso de chupar bichos con cuernos como que no se estila. Por no haber, no hay babosas ni en los bares! Hermanito, ya te podías enrollar y traerme un tuperware de esos a los madriles, no crees?
P.D. Amenaza recibida, pero tampoco te me crezcas que mi archivo tb es amplio

Inma dijo...

¿Qué se supone que es eso de PDLA, PDLA? ¿Una onomatopeya? Me encanta, sí señor. Es estupendo para mis clases de literatura; ya tengo un buen ejemplo con el que los niños se van a hartar de reír.

lu dijo...

Es PIDA PIDA muy mal escrito

Inma dijo...

¡Coño! ¿PIDA, PIDA? Joé, hay que tener mucha imaginación para leer bien lo que pone... Aunque, para imaginación la mía...una onomatopeya... Si es que veo literatura por toas partes, porreó...

Inma dijo...

Killa, Luisa, lo acabo de mirar otra vez y para mí que no es pida, pida, tía. De verdad que creo que están imitando el ruidito de los caracoles al deslizarse.
¿Que no?
Uf, qué comedura chorla...