jueves, 28 de septiembre de 2006

MUNDO GAY


Se nota en las miradas.

Se nota en los gestos.

Casi se acarician.

Esta imagen destila amor por todos sus pixels.



Lemmy: el porqué de esta foto se explica en "Comments".

9 comentarios:

Nicolai dijo...

Ummmm, aún me excito al pensar en ese momento. Incluso Dani la tiene un poco morcillona, no?
Por favor koloke, sé que tienes mucho material gay en tu PC, así que publica más fotos!

Koloke dijo...

Totalmente de acuerdo: mi nueva sección "Mundo Gay" seguro que va a cautivar a muchos. Pronto publicaré más.

Carlos dijo...

vamos a empezar a frecuentar el isbylia o el itaca..Esto se está yendo de madre. Koloke todavía no le podemos contar estas desviaciones a tu padre, porque nos KEDAMOS SIN BARCO!!!!

Nono dijo...

Al carajo el Barco!!! O mejor aún, invitaremos con nosotros al padre del Koloke, que igual y le mola todo esto. Ya resuena en mi cabeza la melodía de aquella fantástica serie de TV también gay: "Vacaciones en el Mar". También habrá que acercarse al "Hombre y el Oso". Bar de estética gay-pelo-en-pecho-con-porra-en-mano clásico donde los haya. Pero pa mí que no le van a permití la entrada a nuestras señoras esposas. Esto con el tiempo puede dar lugar a una nueva Revolussión Sessuá...

Anónimo dijo...

Joder, qué asco dan. Si parecen el Mike Jagger y el David Bowie en plena experiencia sarasa!

Nicolai dijo...

Querido ámigo/a anónimo/a: Quizás debería introducir mis discos de Motorhead por tu recto, pero no sé si es una experiencia lo suficientemente "sarasa" para ti.
Cuando encuentres algo que te agrade más, házmelo saber.

Nono dijo...

Ahí, ahí querría ver yo a él/la anónimo/a. Con el canto del vinilo de los Motorhead rascando. Si es que no saben entender en la afoto er cariño de dos colegas..

Koloke dijo...

Yo añadiría más: al querido anónimo habría que introducirle por el recto al propio Lemmy, incluyendo bigote y patillas. Previamente habríamos sazonado a Lemmy con un par de horas de visionado de OT, para encabronarlo bien.

Koloke dijo...

Yo añadiría más: al querido anónimo habría que introducirle por el recto al propio Lemmy, incluyendo bigote y patillas. Previamente habríamos sazonado a Lemmy con un par de horas de visionado de OT, para encabronarlo bien.